Cuida tu rostro.

La practica de ejercicios, te permite por ejemplo que la sangre circule mucho mejor, y por lo tanto, que la piel sea más firme y flexible. Nunca debes de tocar su cara, con las mismas manos con las que ha estado tocando un equipo compartido de gimnasia.

Hacerlo puede, promover el contagio de bacterias, virus, y todo aquello que podría provocar reacciones alérgicas en su cara. Así podrás evitar las irritaciones y mantener tu cara intacta.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios