La infidelidad se justifica

Grupo de parejas

Podremos ser infieles e incluso aseverar que la infidelidad se justifica, pero ¿Qué nos sucede cuando nuestra pareja nos es infiel? Esto podría suceder a mis amigos pero no tendría que pasarme.

Las causas y efectos de toda infidelidad pueden ser catastróficos cuando ni siquiera lo imaginamos.  Creemos que si lo estamos dando todo, no debería haber razón para tener dudas sobre nuestra relación y de repente ya nada es perfecto.

Para saber si tu pareja te es infiel y no solamente percibir que algo está mal, te sugiero que hagas una búsqueda por Internet para encontrar todo lo que podría servir y tener la certeza; uno de mis sitios preferidos es www.detectives-samir.com en algunas ocasiones necesitas reconocer que hay expertos detectando lo que no deseas ver y nada mejor que contratar los servicios de un detective.

Te contaré lo que me sucedió y diré que me consideraba el ser más feliz del planeta en esa relación. Un amigo del grupo nos presentó y me pareció la persona más encantadora que os podéis imaginar. A la semana siguiente, coincidimos en un café, ella estaba con unas amigas y con esa sonrisa enigmática  y mirada profunda, me ganó el corazón, caí como todo un tonto. Te sueno como un resentido y por supuesto tengo un mogollón de razones: que te pongan los cuernos es doloroso y humillante.

A las pocas semanas ya estábamos saliendo como pareja, las llamadas diarias y los mensajitos por el celular llegaban durante el trascurso de la mañana; flores de mi parte y chocolates en ambas vías.  Nuestras conversaciones estaban llenas de todo lo que nos sucedía cuando no estábamos juntos.  En los siguientes meses, nuestra relación se consideraba estable; ella por razones de trabajo, todos los días almorzaba o cenaba con su equipo de oficina y una vez por semana salía con sus amigas, por su sugerencia yo debería hacer lo mismo.

Me había separado de mi grupo de parranda, ella lo llenaba todo, mi tiempo fuera de la oficina y de la universidad giraba en torno a quién me hacía feliz.

A pesar de que yo era un libro abierto, habían capítulos de su vida que yo desconocía, aún no conocía a sus padres y por supuesto no tenía acceso a su Smart phone que casi siempre estaba en su mano y si recibía una llamada, discretamente se alejaba para no ser escuchada.

¿Cómo supe que me era infiel? Por el mismo grupo de amigos que dejé de frecuentar.  ‘Mi amor’ tenía una semana de no estar en la ciudad y coincidió con el cumpleaños de Javier y por supuesto llegué a su piso; en la conversación fui mencionado como ‘quién estuvo saliendo con Roxana’ quién ahora estaba ligada con el nuevo ejecutivo de la empresa. De repente vi muchos momentos que indicaban que yo ya no era el foco de atención en su vida.  Pregunté y pregunté, así que decidí que tendría que tener las pruebas para borrarla por completo de mi existencia y cerrar ese capítulo de mi vida amorosa.

Amigo, no eres el único, ni el primero ni el último.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios